Corian® mantiene su buena apariencia y sobrevive a las muescas de impacto y cortes que pueden ocurrir con el desgaste diario.

Desde su introducción, Corian® ha demostrado ser notablemente duradero, un material versátil que es fácil de vivir tanto en ambientes domésticos como comerciales. Corian® no puede astillarse, las juntas no son visibles y los líquidos no pueden penetrar.

Corian® es higienico y no es poroso. Su superficie lisa, no permite que los líquidos penetren y es fácil de limpiar. Las bacterias y el moho no proliferan en su superficie. Cuando limpiamos su superficie, se ve realmente limpia.

Las superficies de Corian® son renovables e inherentemente respetuosas con el medio ambiente. Las manchas y los rasguños se pueden quitar fácilmente con la esponja o el estropajo que tenemos normalmente en la cocina. Con un pequeño esfuerzo, la superficie de Corian®, volverá a ser como la del primer dia.

El adhesivo de Corian®, hace que las juntas sean imperceptibles. El resultado es una superficie lisa que le permite crear grandes diseños a partir de un solo elemento. El aspecto de las juntas en las encimeras, y en los fregaderos y lavabos de Corian® integrados, hacen que la suciedad y las bacterias no proliferen.

 

COLORES